Cushamen: organismos provinciales refuerzan el trabajo articulado para la prevención y control de la tucura

Bajo la coordinación técnica de la Dirección General de Defensa Civil del Chubut, distintos organismos del Gobierno provincial, conjuntamente con la Comuna Rural, implementan medidas tendientes a controlar el avance del insecto. Además, desde CORFO informaron que la plaga no implica un riesgo para la salud humana.

El Gobierno del Chubut, a través de sus distintos organismos, trabaja para evitar la propagación de la tucura en la zona rural de Cushamen e instrumenta un plan estratégico que en su desarrollo contempla tareas concretas en terreno de control, prevención y acompañamiento.

Bajo la coordinación técnica de la Dirección General de Defensa Civil de la Provincial, el Ministerio de la Familia y de la Producción, la Corporación de Fomento (CORFO Chubut), la Administración de Vialidad Provincial (AVP), la Secretaría de Agricultura Familiar (SAF), el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), y referentes de la Comuna, atienden la situación reforzando las acciones y la articulación de los esfuerzos para aportar recursos y efectivizar el control de la plaga.

Acciones a corto y mediano plazo

Este miércoles, el director de Defensa Civil, Randal Thomas, se encuentra recorriendo los caminos vecinales y sectores poblados a los efectos de supervisar lo realizado hasta el momento, como así también evaluar acciones a corto y mediano plazo. Asimismo, la Corporación de Fomento (CORFO), realizó un relevamiento de tucuras con la presencia del presidente del organismo provincial, Sixto Bermejo y el director Regional Meseta Central, Mario Reguilo.

Despliegue articulado entre los organismos estatales

Al respecto, la ministra de la Familia, Valeria Saunders, explicó que los lineamientos son definidos por el equipo de Defensa Civil de la Provincia y señaló que en ese marco, los ministerios ponen a disposición los recursos materiales necesarios.

Además, la funcionaria provincial precisó que “el Ministerio de la Familia aporta insumos tales como agua y rollos de nylon para cubrir los pozos reservados a la captación de agua”, y anticipó que “este martes llegó un cargamento y mañana jueves, se hará una nueva entrega de elementos”.

“Estamos hablando de una cuestión de corte preventivo, sobre todo para preservar las pequeñas perforaciones de agua en el lugar y garantizar un consumo seguro en los vecinos”, manifestó Saunders, al tiempo que ponderó “la importancia de un despliegue articulado entre los organismos estatales, desde quien define los pasos a seguir para controlar el avance de la tucura, pasando por la asistencia a los pobladores, hasta las medidas para prevenir la propagación”.

Finalmente, la titular de la cartera social sostuvo que “acompañamos al Jefe Comunal de Cushamen en las decisiones que adopta, mientras el Gobierno de la Provincia pone a disposición los recursos correspondientes para un adecuado abordaje en territorio”.

Asistencia inmediata y planificación

Por su parte, el ministro de la Producción, Leandro Cavaco, indicó que “estamos trabajando junto al Ministerio de la Familia, CORFO, Defensa Civil, Vialidad y Producción”, afirmó que “mañana está saliendo un camión del Ministerio de la Familia con agua”.

Asimismo, el funcionario provincial detalló que “a partir de un fondo de COPROSA, se compraron 70 litros más de remedios, 30 trajes antiácidos, 30 pares de guantes de goma, 10 mascaras con filtro, 10 mochilas tipo incendio y una bomba para arreglar una fumigadora grande en Gualjaina”, y agregó que “el viernes voy a estar llegando a Cushamen”.

“Estamos gestionado instrumentos y delineando acciones, armando un plan de contingencia invernal para los productores de la zona y, fundamentalmente, trabajando en un plan de prevención para el año que viene”, finalizó Cavaco.

Trabajo constante

A su vez, el gerente General de CORFO Chubut, Yamil Balul, contó que “estuvimos en la zona con Defensa civil, personal de Vialidad Provincial y de la Comuna, avanzando y priorizando el control cerca de las cosas de los pobladores, fumigando, haciendo zanjas y sellando los pozos de agua para evitar que no entren en contacto con las tucuras”.

Además, el funcionario provincial contó que “estamos poniendo a disposición maquinaria para hacer una fumigación en rutas y caminos con maquinaria de arrastre para ser eficientes”, y remarcó que “desde el inicio CORFO vine e trabajando en las localidades más afectadas, aportando combustible, remedios, leña y todo lo que puede proveer, en ningún momento se detuvo el trabajo”.

Sin riesgos para la salud humana

En este marco, Balul consideró importante remarcar que “esta no es una plaga que afecte a las personas, es molesta pero inofensiva para la salud humana”, y aseguró, por otro lado, que “el tipo de producto que estamos utilizando es insecticida con baja toxicidad, la cipermetrina se usa domésticamente para matar mosquitos o pulgones en plantas domésticas. Hay que evitar generar pánico y concentrarse en soluciones y prevenciones”.

Provincia continúa trabajando en la prevención y control de tucuras en Cushamen

Desde CORFO informaron que se despacharon 6 litros más de principio activo, que rinde aproximadamente unos 8 mil litros de producto a aplicar. Las brigadas que se encuentran trabajando en la zona disponen de aproximadamente 18.000 litros de solución insecticida. Además, desde los distintos organismos del Gobierno se trabaja articuladamente en distintas acciones a corto, mediano y largo plazo. 

El Gobierno del Chubut continúa trabajando para evitar el avance de la tucura en la zona de Cushamen, para evitar su propagación en tierras productivas. Conjuntamente, desde el Ministerio de la Producción, junto a la Corporación de Fomento (CORFO Chubut) y la Secretaría de Agricultura Familiar (SAF), el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), Defensa Civil de la Provincia y referentes del municipio, avanzan en el trabajo articulado para portar recursos y efectivizar  el control de la plaga. 

Al respecto, el gerente General de la Corporación de Fomento del Chubut (CORFO Chubut), Yamil Balul, indicó que “desde el organismo provincial se dispusieron vehículos, técnicos de la regional Meseta Central, se compraron remedios en dos oportunidades, se volvieron a comprar 6 litros de principio activo, que rinde aproximadamente unos 8 mil litros de producto a aplicar, que ya fueron despachados y que es una cantidad muy importante. Las brigadas que se encuentran trabajando en la zona disponen de aproximadamente 18.000 litros de solución insecticida. Además, realizamos gestiones con Defensa Civil para sumar más mochilas fumigadoras”. 

Asimismo, Balul explicó que “se está trabajando en mesas de trabajo y convenios con los municipios para establecer un mecanismo que permita prevenir y actuar rápidamente en próximas temporadas”, y dejó en claro que “esto no es una eventualidad, llegó para quedarse, producto de cambios en las condiciones climáticas, puede persistir en los próximos años y por eso, el Estado provincial, los municipios, los organismos especializados y los productores, debemos trabajar en conjunto”. 

Una tarea de todos 

En ese sentido, el Gerente General de CORFO, subrayó que “este es un trabajo que vamos a tener que coordinar entre todos porque, por ejemplo, el primer responsable en actuar debe ser el productor, porque los focos se generan en los campos”, y remarcó que “debemos trabajar todos juntos para prevenir la plaga, y los productores deben dedicarse y monitorear porque están en el terreno y no desentenderse”, y remarcó que “además tenemos casos en el que los productores son reacios a la aplicación de insecticidas en sus campos, lo que limita en cierta medida la efectividad de los controles y en este momento es la única opción para combatir la plaga”. 

Además, Balul señaló que “es importantísimo que se realicen capacitaciones, como la que realizó a fines de septiembre la Bióloga del CONICET, Yanina Mariottini, quien brindó una charla sobre las especificidades del insecto a productores y técnicos, en la mesa de desarrollo de productores de Gualjaina, con el objetivo de conocer más sobre el ciclo biológico del insecto”, y agregó que “estas capacitaciones se deben seguir brindando a todos los productores de la zona”. 

Acciones 

Cabe recordar que a fines de agosto se realizó un relevamiento a campo de toda la zona para diagramar actividades vinculadas al control de la tucura y lograr una identificación temprana de focos y el control de la langosta en su periodo larvario y evitar su dispersión en mangas. Asimismo, durante septiembre, se entregaron los primeros 12 litros del insecticida cipermetrina, adquiridos con fondos de la Comisión Provincial de Sanidad Animal (COPROSA), a Emilio Huenelaf del área de producción de Cushamen encargado del trabajo a campo en el control de tucura, para la primera intervención realizada sobre los 18 lotes de 5 parajes afectados hasta ese momento. 

Además, se gestionó un fumigador de 1.000 litros en INTA Chubut y mochilas de fumigación del área de Defensa Civil de Lago Puelo y se realizó una capacitación sobre el uso y precauciones generales de biocidas, dictada por agentes del Instituto de Tecnología Agropecuaria y la comuna rural de Cushamen, con aportes de la Comisión Provincial de Sanidad Vegetal (COPROSAVE). 

“Tucura Sapo” y cambio climático

Se trata de un insecto ortópedo, más conocido como “tucura sapo”. Son parecidos a las langostas, con una población que va aumentando mientras se desplaza motorizada por su voracidad, provocando grandes daños, ya que es una plaga endémica de importancia económica cuando logra aumentar se densidad poblacional, alimentándose de los tejidos más tiernos de las plantas, retrasando o anulando el rebrote. El insecto come unas 30 o 40 veces su peso y antes de morir deja entre 200 y 300 huevos en el suelo, lo que dificulta su control. 

Las plagas se favorecen por los cambios climáticos, y teniendo en cuenta que el clima frio colabora para que no se expanda, se debe considerar que este año se evidenció un invierno atípico, con un clima primaveral que provoca que nazcan los huevos que quedaron en el suelo de temporadas anteriores. Asimismo, se debe tener en cuenta que los remedios que se aplican deben ser amigables con el medio ambiente.