El Ministro Cavaco visitó emprendimiento de cerezas de exportación en Trelew

 

El titular de la cartera de Agricultura, Ganadería, Industria y Comercio recorrió este importante emprendimiento denominado “valle encantado” continuando con la política que lleva adelante el gobierno en apoyar a empresarios privados y pymes de la provincia.

El Gobierno del Chubut, continúa con su política de acompañar y apoyar a los emprendimientos productivos privados que existe a lo largo de todo el territorio chubutense en estos momentos de crisis que se vive a nivel mundial por la pandemia de COVID – 19.

En ese marco, el ministro de Agricultura, Ganadería, Industria y Comercio, Leandro Cavaco, junto al subsecretario de Agricultura, Claudio Mosqueira visitaron  el emprendimiento  de producción de cerezas “Valle Encantado”, iniciativa familiar dedicada exclusivamente a la plantación de cerezas desde el año 2002 en Drofa Dulog, Trelew.

Cabe mencionar que antes de dedicarse a la fruticultura, la familia Borboroglu venía de la actividad turística, siendo pionera en la Patagonia, en una de las peores crisis del país, apostaron a cambiar de rumbo y producir cerezas con calidad de exportación.

Cosechan entre 110.000 y 120.000 kilos en las 5 hectáreas con 10.000 plantas de 7 variedades sistematizadas y automatizadas con riego por goteo y anti helada.

Cuentan con sala de empaque, donde trabajan 25 operarios en temporada, logrando casi en su totalidad un círculo productivo. Los distintos ciclos climáticos, tan variados en la región patagónica. Este año la “helada negra”, causo problemas en la siembra.

Al respecto, el subsecretario de Agricultura, Claudio Mosqueira, señaló que “es política implementada en el  Ministerio, llegar con presencia a cada sector agropecuario, y a su vez hacer el contagio de costumbres productivas, como Valle Encantado, que se basa en principios familiares trabajando con resultados a la vista, en un formato ideal para toda actividad, como la estructura familiar”.

Por su parte, el emprendedor de cereza, Alejandro Borboroglu expresó que “lejos de bajar los brazos y siempre apuntando a la excelencia que costó tanto alcanzar en mercados muy exigentes. Esto nos hace sentir muy orgullosos. Sin dudar seguiremos en la misma senda, que es la del trabajo familiar”.