Provincia trabaja en Buenas Prácticas Agrícolas en el VIRCh 

Comparte esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

 

Los productores adecúan sus predios a las normativas vigentes.

Desde el pasado 4 de enero de 2021, las Buenas Prácticas Agrícolas (BPA) son obligatorias, según lo establecido en el Código Alimentario Argentino (CAA), para frutas y hortalizas en la Provincia, y en todo el país.

En este marco, y con el fin de colaborar con los productores del sector hortícola del Valle Inferior del Río Chubut (VIRCh) y para avanzar en la adaptación a las normas de las (BPA), el Ministerio de Agricultura, Ganadería, Industria y Comercio del Chubut,  a través de la Subsecretaría de Agricultura, y desde su área de Sanidad Vegetal -con la colaboración de la UEP MAGIyC-, desde el Mercado Concentrador de Trelew, ha dispuesto brindar asistencia técnica a través de visitas a los establecimientos de producción hortícola, partiendo de la elaboración de un diagnóstico de la actividad y un posterior seguimiento, destacando que los productores han colaborado brindando su tiempo e información, aun en la temporada más fuerte de trabajo durante el verano.

Las BPA son un grupo de normas, adaptadas a cada actividad agrícola posible, como la fruticultura y la horticultura, entre otras.  El objetivo es reducir al mínimo la contaminación de productos frutihortícolas, promoviendo la inocuidad, basándose en criterios de aseguramiento de la calidad higiénico – sanitaria, a fin de contribuir a lograr alimentos aptos para el consumo humano.

Están afectadas al cumplimiento de la misma todas las personas responsables de la producción de frutas y hortalizas cuando realicen producción primaria (cultivo-cosecha) y/o almacenamiento hasta la comercialización dentro del establecimiento productivo, exceptuando a empaques.

En este sentido, “estas acciones se van realizando dentro de un trabajo articulado, donde hay que resaltar el aporte de otras instituciones nacionales, provinciales y municipales, que atienden temas tan importantes la seguridad alimentaria y el cuidado del medio ambiente”, señaló el subsecretario de Agricultura, Claudio Mosqueira.

Trabajo en terreno

En un primer momento se realizó el diagnostico mediante una encuesta, que fue realizada a 26 productores de diferentes tamaños y situaciones de los ejidos de Trelew y Gaiman. La encuesta fue estructurada en los 7 ejes que SENASA consideró indispensables para lograr la certificación de las BPA, como Documentación y Trazabilidad; Tenencia, Utilización y disposición final de Agroquímicos; Cosecha y Manipulación de la Producción; Utilización de Agua; Tenencia de Animales; Utilización de Enmiendas y Abonos Orgánicos; y Responsable Técnico.

El diagnostico se llevó a cabo entre los meses de Julio de 2020 y Febrero de 2021. Entre las cuestiones más urgentes a tener en cuenta se consideró la necesidad de realizar análisis de agua de pozos, que son utilizados para riego de invernáculos fuera de temporada, para lavar verduras recién cosechadas y para consumo humano en los casos en que no hay servicio de agua potable en las chacras. Otro tema de gran importancia es gestionar los bidones vacíos de agroquímicos con la finalidad de evitar las quemas o la disposición final en lugares no apropiados, lo cual ya se está encaminando.

También se ha propuesto colaborar en el trabajo sobre la tenencia de animales domésticos, dado que los agentes sanitarios se encuentran desarrollando actividades en este sentido, desde los centros de salud que corresponden a las zonas de chacras.

Deja un comentario