Impulsan la creación de un clúster ganadero en el VIRCh

Comparte esto...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin

La propuesta apunta a mejorar la competitividad del sector local y promover el desarrollo socioeconómico de la región. Con el objetivo común de incrementar la productividad de carne de calidad en un marco de sustentabilidad ambiental, el clúster nucleará a productores e instituciones clave del sector productivo para el desarrollo de estrategias y mecanismos de trabajo conjuntos.

Representantes de la Dirección de Programas y Proyectos Sectoriales y Especiales (DIPROSE), del programa Cambio Rural, dependientes de la Secretaría de Agroindustria de la Nación, organismos e instituciones del ámbito nacional, provincial y municipal, conformaron una reunión con productores y actores clave del sector ganadero del Valle Inferior del Río Chubut con el objetivo de evaluar las posibilidades de creación de un Clúster Ganadero que potencie la actividad del sector en la región.

La presentación, realizada en las instalaciones del Centro Regional Patagonia Sur del INTA, contó con destacados aportes de profesionales del INTA, CORFO, Ministerio de la Producción de la Provincia del Chubut, representantes de los Municipios de Trelew, Gaiman y 28 de Julio, Cooperativas del VIRCh, productores, industria, comercio y actores clave de la cadena ganadera, quienes persiguen el objetivo común de generar acciones necesarias para impulsar la ganadería bovina en el Valle. 

Dentro de las temáticas priorizados a trabajar en el sector, los actores involucrados identificaron la necesidad de trabajar en alimentación, índices y pesos de faena, financiamiento, elaboración de un modelo productivo para la zona; necesidad de contar con un laboratorio de análisis de forraje, bienestar animal, y políticas de educación para los consumidores locales.

En tal sentido, se destacó que la competitividad en la zona, podría basarse fundamentalmente en un mayor y más eficiente aprovechamiento de los recursos naturales (suelos, agua y radiación solar) para incrementar la producción primaria de forraje (principalmente pasturas) y consecuentemente la productividad de carne por hectárea. Además, la ubicación geográfica (zona libre de aftosa), la escala y las características de los sistemas de producción debieran ser atributos que realcen el valor de la carne producida en la zona.

Por otra parte, se puntualizó en trabajar en la consolidación del mercado y propiciar el mejoramiento de las condiciones de comercialización a través de la integración vertical y horizontal, y el agregado de valor de los productos terminados por medio de alianzas entre producción e industria, lo que contribuiría a reducir la atomización de la oferta de ganado que ingresa a engorde generando falta de precios de referencias para las operaciones y alta variabilidad en los mismos.

La intervención, desde la investigación y desarrollo, transferencia y extensión de tecnologías y de las políticas públicas, lograría una mayor eficiencia y productividad de los sistemas forrajeros y ganaderos, y un mayor agregado de valor de los productos considerando la sustentabilidad de los recursos utilizados.

Para ello, se considera estratégico profundizar las vinculaciones institucionales en distintos grados, programas nacionales y provinciales intervinientes en el sector para la intervención en el área geográfica de manera ordenada y articulada, con roles bien definidos en distintos ámbitos vinculados a la promoción y fomento de los sistemas ganaderos del VIRCh.

El VIRCh posee instituciones con el conocimiento y la experiencia local, con antecedentes de trabajo en conjunto, además de sitios de capacitación formales e informales que permitirán el aporte de agentes operativos en todos los eslabones de la cadena, cooperando con el objetivo común de incrementar la productividad predial y zonal de carne de calidad en un marco de sustentabilidad ambiental que  permitirá diferenciar el producto logrado por sus propiedades intrínsecas (calidad de res, bienestar animal, eficiencia de conversión, nutraceútico) y extrínsecas (amigable con el medio ambiente, eficiencia del uso del agua, huella del carbono, minimizando los efecto del gas invernadero).

Esto solo será posible a través de un Plan Estratégico de Largo Plazo, con la intervención de toda la cadena: sector público y privado, desde el productor al consumidor, con el apoyo de metodologías probadas para lograr tal fin.

Fuente: Eugenia Iglesias Prensa INTA Chubut

Deja un comentario